viernes, 1 de mayo de 2015

Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea Argentina : 1 de mayo de 1982


Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea Argentina : 1 de mayo de 1982

Sábado 1 de mayo

Bombarderos británicos Vulcan atacan la BAM Malvinas

Bautismo de Fuego de la FAA: A las 4.40, un bombardero Vulcan de la RAF (Operación Black Buck), ataca la BAM Malvinas y comienza la primera batalla aeronaval del conflicto del Atlántico Sur. El aeródromo operado por hombres de la Institución no es neutralizado, pero sufre las primeras bajas luchando contra una potencia extranjera. Fallecen los soldados c/63 Guillermo U. García y Héctor R. Bordón, pertnecientes a la I Brigada Aérea de El Palomar, y a la IX Brigada Aérea de Comodoro Rivadavia respectivamente.

Primer escaramuza con aviones enemigos

A las 7.45 despega de la BAM Río Grande una sección de M-5 tripulados por el capitán Carlos A. Moreno (C-437) y el teniente Héctor R. Volponi (C-430). Son las primeras aeronaves argentinas que, guiadas por el radar de Malvinas, combaten con dos Sea Harrier. Luego de evolucionar tratando de ganar una posición de tiro, regresan por falta de combustible sin haber entrado en contacto visual.

Teniente Héctor R. Volponi piloto de IAI Dagger, del Grupo 6 de Caza, caído en combate el 23/05/82

Bombardeo británico a la Base Aérea Militar (B.A.M.) Cóndor 

A las 08:31, es atacada la Base Aérea Militar Cóndor, situada en Pradera del Ganso. 

Tres aviones ingleses, indicativo Tartan: Lt. Cdr. Frederiksen, Lt. Hale y Lt. McHars, atacó el aeródromo, en vuelo rasante, con bombas de 1.000 libras y Beluga (bombas de racimo), sobre la pista y aviones en tierra.


En pista es destruido un IA-58 Pucará, en cuyo interior se encontraba el Teniente Daniel Antonio Jukic, mueren también heroicamente, durante el ataque enemigo, el cabo principal Juan Rodríguez, cabo principal Mario Duarte, cabo primero José Maldonado, cabo primero Agustín Montaño, cabo primero Andrés Brashich, cabo primero Miguel Carrizo y cabo primero José Luis Peralta.

1º teniente Jukic + 01/05/82 - der. IA-58 Pucará A-527 en el que perdiera su vida  al ser alcanzado por bombas británicas

Primer ataque al buques enemigos

Daggers de la escuadrilla ¨Torno¨ del G6C atacan buques británicos

A las 15.45 despega de la BAM San Julián la escuadrilla TORNO, de tres M-5. Son los primeros en localizar, atacar y averiar buques de la flota enemiga. Pilotos: capitán Norberto R. Dimeglio; tenienteGustavo E. Aguirre Faget y primer teniente César F. Román.

Pilotos de IAI Dagger del G6C, de izq a der 1ºtte Roman, cap Dimeglio y tte AguirreFaget

Primer combate aéreo con el enemigo

Mirage III EA argentinos contra Sea Harrier británicos

Orden Fragmentaria 1109: Dos MIII, indicativo DARDO. Misión: cobertura; armamento: misiles Magic. Tripulación: capitán Gustavo García Cuerva (I-015), primer teniente Carlos Perona (I-019). Despegaron de Río Gallegos a las 15:45. Ruta: Río Gallegos - Malvinas.

Esta tripulación cumplía la segunda salida del día, y fue la que, por primera vez, recibió fuego de una patrulla aérea británica. Ambos aviones eyectaron tanques y se trabaron en combate sobre la Isla Borbón.
El capitán García Cuerva vio el misil arrojado sobre su numeral (Perona) y le gritó: Le lanzaron un misil, ¡cierre, cierre!,pero el misil alcanzo al N° 2 y éste eyectó. Posteriormente, fue recuperado.

 
El capitán García Cuerva, sin combustible para regresar al continente, tenía dos alternativas; eyectarse sobre las islas y perder el avión, o intentar el aterrizaje en la pista de Malvinas y salvar su máquina.

Esto último suponía una excelente coordinación con el comando de la defensa aérea de Malvinas (Centro de Información y Control Artillería Antiaérea). Lamentablemente, esta coordinación aún no ocurría, porque no se había alcanzado el nivel de confianza de la defensa y, aún peor, subsistía el grado de desorganización producido por los ataques aéreos y fuego naval enemigo sobre la zona.
Izq. capitán García Cuerva + 01/05782 - der. primer teniente Perona
García Cuerva decidió aterrizar y lo comunicó por VHF. El "alto el fuego" fue ordenado, reiteradamente, por el Centro de Información y Control. El M-III se dirigió hacia la pista y procedió a eyectar sus cargas externas, para facilitar la maniobra de aterrizaje. Esa acción (eyección de cargas), confundió a la tropa que de inmediato comenzó a disparar sus armas largas (fusiles) contra el avión. La psicosis creada por el Vulcan y los Harrier pudo, en los artilleros, más que la orden del Centro de Información y Control, y las baterías antiaéreas del Ejército y la Armada abrieron fuego, que dio como resultado el derribo del M-III.


El piloto inglés que derribó al primer teniente Perona fue el Fl Lt RAF Paul Barton; y el que combatió contra el capitán García Cuerva, el Lt RN Steve Thomas. Respecto del accionar del capitán García Cuerva, durante los quince minutos transcurridos entre el combate relatado y su solicitud de aterrizaje en Base Aérea Militar Malvinas, existen versiones, que afirman lo siguiente: García Cuerva avistó al Hermes en el momento en que un avión Sea Harrier estaba próximo al aterrizaje; se lanzó sobre el mismo y lo ametralló haciendo que, después de rebotar dos veces sobre la pista del portaaviones, rompiera el elevador y cayera al mar.
Luego ametralló el puente causando averías menores.

Cae en combate el primer teniente Ardíles

En 1982, Ardiles era primer teniente y se encontraba prestando servicios como piloto de IAI Dagger en la VI Brigada Aérea de la Fuerza Aérea Argentina con asiento en la ciudad de Tandil.

Orden Fragmentaria 1113. Dos M5, indicativo RUBIO; armamento: cañón de 30 milímetros y dos misiles Shaffir. Tripulación: capitán Carlos Rohde, primer teniente José Ardiles. Despegaron de Río Grande a las 15:54. Ruta: Malvinas - buques en Bahía Anunciación.

El jefe de sección, Rohde, regresó por fallas y Ardiles continuó solo hacia Malvinas. Al llegar al área ordenada atacó a una fragata que se dirigía a Darwin, impidiendo su misión de ataque. Posteriormente, estableció enlace con el Centro de Información y Control Malvinas y fue vectoreado para interceptar un eco (Harrier); pero el eco se transformó en dos aviones de una patrulla aérea de combate (PAC) y fue derribado por un misil Sidewinder AIM 9L. Fueron testigos oculares los capitanes: Ricardo Grünert, Roberto Vila y el primer teniente Ricardo Fasani, tripulantes de Pucará en la Base Aérea Militar Cóndor.


Aproximadamente a las 16:30, Bertie Penfold, piloto del Harrier matrícula XZ455, y Martin Hale fueron lanzados desde el Hermes para interceptar dos ecos rumbo este-noreste sobre la Isla Soledad y, sin dudas, fueron detectados por el radar de Puerto Argentino. Ambos, fueron vectoreados por sus respectivos radares para interceptarse mutuamente.

Unos pocos minutos después, los Sea Harrier se trabaron en combate con el Dagger C-433 piloteado por el primer teniente José Ardiles. Hale y Penfold estaban a 20.000 pies con el Dagger alrededor de 13.000 pies arriba y a cinco millas de distancia cuando un misil aire/aire (seguramente un Shaffrir) fue disparado desde el avión argentino. El misil estaba dirigido al avión de Hale y éste lo evadió maniobrando y lanzando Chaff (material metálico que se arroja al aire como papel picado para confundir al misil) y buscando las nubes a un nivel de 5.000 pies. Justo antes que entrara en la nube, el misil se desvió, tal vez debido a que perdió potencia o engañado por el Chaff. Había errado su blanco, pero no por mucho; y fue ciertamente una emocionante experiencia para Hale.

Mientras tanto, alrededor de las 16:41, Penfold se había colocado a la cola del avión argentino y a una distancia de cerca de tres millas disparó el AIM 9L el cual impactó en el Dagger de Ardiles. El caza explotó matando a su piloto. No se vio que Ardiles se eyectara. Posteriormente se encontraron partes de su avión, aunque no el piloto, en la isla Livel, y en una posición no esperada a treinta millas al sudoeste de Puerto Argentino y bien distante de la zona del combate.

IAI Nesher/Dagger C-433 del G6C de la FAA, pilotado por el primer teniente Ardíles
 Alrededor de las 15:00, la Fuerza Aérea Sur había clarificado su carta de situación respecto de la ubicación del enemigo, (con unidades dentro de su radio de acción), y de sus ambiciosas intenciones, (desembarco y fuego de ablande sobre nuestras fuerzas terrestres). Entonces, lanzó todos sus aviones disponibles, incluso sus bombarderos livianos BMK-62, desde la base aeronaval Almirante Zar, en Trelew.

El teniente José Leónidas Ardiles fue el cuarto miembro de la Fuerza Aérea Argentina en caer en combate, en la Guerra de Malvinas.

El primer teniente Ardiles fue ascendido post mortem a capitán y condecorado post mortem con la Medalla al Valor en Combate por ley N° 25.576 del 11 de abril del año 2002.4 El gobierno argentino por ley nacional N°24 950/98 lo incluyó en el listado de los «héroes nacionales».

Primer intento en atacar a la flota con bombarderos Canberra

El 1º de mayo, dos escuadrillas de tres aviones cada una, fueron enviadas a bombardear los buques que bombardeaban las posiciones en Puerto Argentino. La primera de ellas, indicativo “Ruta”, logró divisar al portaaviones HMS Invincible, su jefe advirtió el lanzamiento de un misil y, mientras realizaba un viraje a baja altura, lanzó sus Chaff. El proyectil se desvió, haciéndo impacto en el agua, detrás de su avión aunque alcanzó a producirle algunas averías en la punta del plano que no impidieron su regreso a salvo.

A las 16.20 despega de Trelew la escuadrilla RIFLE de bombarderos Canberra MK-62 en misión de ataque. Una patrulla de Sea Harrier la intercepta y derriba al B-110 con misiles aire-aire sidewinder.

Izq. piloto de B.2 Canberra  ten. Eduardo J.R. de Ibañez + 01/05/82- der. navegante 1º ten. Mario H.González + 01/05/82
La tripulación, integrada por el primer teniente Mario H. González y el teniente Eduardo J. R. de Ibáñez, logra eyectarse, pero nunca puede ser recuperada. Así, el escuadrón sufría las primeras bajas en el Batalla Aérea de Malvinas.

Esta primera experiencia, ante el sistema de detección temprana de la flota británica, dotada de un poderoso arsenal misilístico en sus buques. Además, de ser custodiados por constantes Patrullas Aéreas de Combate (PAC) de aviones Sea Harrier que salían a interceptar los ataques aéreos argentinos, hizo que los Canberra, por sus características, no pudieran participar de los siguientes ataques contra la flota enemiga.


En este día ofrendaron su vida al servicio de la patria:

                               Capitán D. Gustavo Argentino García Cuerva
                               Primer Teniente D. Mario Hipólito Gonzalez
                               Primer Teniente D. José Leónidas Ardiles
                               Teniente D. Daniel Antonio Jukic
                               Teniente D. Eduardo Jorge Raúl de Ibañez
                               Cabo Principal Mario Duarte
                               Cabo Principal Juan Antonio Rodriguez
                               Cabo Primero Miguel Angel Carrizo
                               Cabo Primero José Alberto Maldonado
                               Cabo Primero José Luis Peralta
                               Cabo Primero Agustín Hugo Montaño
                               Cabo Primero Andrés Luis Brasich
                               Soldado Clase 62 Guillermo Ubaldo García
                               Soldado Clase 62 Héctor Ramón Bordón

1 comentario :

  1. Gloria y honor a los pilotos de la Fuerza Aera Argentina y la Aviacion Naval que con medios sencillos dieron su vida y su sangre por la Argentina

    ResponderEliminar

Otros sitios interesantes

Archivo General